Milton H. Erickson – No Confíes En Los Hombres


Este es un excelente caso del efecto que puede tener en una persona una sugestión inconsciente, que en el caso de referencia fue inconsciente para quien recibió la sugestión como también para quien la pronunció.

El caso habla de una niña que a los 3 años perdió a su padre y fue criada por su madre quien siempre le decía que no debía confiar en los hombres con el noble propósito de evitar que abusaran de ella, pero que no tuvo la precaución de explicarle en qué hombres no debía confiar y en cuales SI.

Cuando la niña crece se casa con un joven de su misma congregación religiosa, y pese a que ambos querían tener hijos, comienzan a pasar los meses sin que puedan consumar su matrimonio

Al consultar al Dr. Milton Erickson si él deseaba atender este caso, contesta que si y luego explica que esa mujer no podía consumar su matrimonio porque no había tenido la experiencia de un padre que amara a su madre, y por lo tanto no sabía bien qué se podía esperar de un hombre, salvo lo que su madre le había dicho “no confíes en los hombres”

Al carecer esta paciente de una adecuada enseñanza de niña resultaba ser inaccesible para los intentos de su marido de manifestarle su amor por medio de caricias y relaciones sexuales, entonces el doctor Milton Erickson hábilmente decide apelar a la única emoción que ella tenía clara que es el miedo, y es por medio de sugestiones post hipnóticas de miedo que logra ayudarla a tener relaciones intimas con su marido

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi